Terapia de Pareja

Uno de los momentos más dolorosos en las relaciones de pareja es cuando nos damos cuenta de que la convivencia se ha convertido en una guerra y donde antes había ternura ahora solo hay frialdad. Y ¿cómo hemos llegado a esto? -nos preguntamos. Parecemos sorprendidos pero si miramos hacia atrás con sinceridad vemos como hace tiempo que surgieron conflictos que nunca resolvimos, que guardamos bajo la alfombra de la rutina y el día a día.

Las pequeñas discusiones diarias son las que necesitamos solucionar pues con el tiempo crecerán como una pequeña bola de nieve que dejamos rodar cuesta abajo.

¡PONTE MANOS A LA OBRA!, elimina los pequeños conflictos de tu relación de pareja. Y si hay amor hasta los grandes tienen solución.

pareja 1pareja 2

Enfocamos nuestra atención en aquello que no nos gusta del otro, cada vez le damos más valor a lo que nos desagrada y dejamos de ver todo lo que nos gustaba. Lo decimos y esperamos que el otro cambie, pasa el tiempo y no cambia por lo que nos frustramos más y más.

Solo es visible ante nuestros ojos lo que no nos gusta junto con nuestra frustración y olvidamos las maravillosas cualidades que tiene la persona. La hemos reducido a una pequeña parte de sí misma, aquello que no nos gusta. De esta manera surge el conflicto y este aumenta cada vez que pedimos al otro que cambie y no lo hace.

La comunicación se hace imposible pues solo buscamos tener la razón. Hemos cerrado nuestro corazón y lo que se comunica parte de la cabeza: análisis, interpretaciones de comportamientos, evaluaciones, juicios,… Estamos ante una comunicación que crea separación.

 

Y a esto le unimos las ideas actuales sobre la expresión de sentimientos: es bueno expresar la ira, hay que expresar lo que uno siente aunque sea malo. Y cualquiera que haya usado estas técnicas sabe que solo sirve para empeorar la relación. Cuando pensamos mucho en algo que nos han hecho y en cómo vamos a expresarlo, el sentimiento empeora. Estudios realizados con personas del tipo A (intenso, impulsivo) han mostrado que expresar la hostilidad es lo que lleva a tener ataques al corazón. Por el contrario cuanto más gratitud se expresa hacia las personas mejor se siente uno.

 

Necesitamos revisar nuestras relaciones de pareja desde otra óptica, recuperar la visión positiva del otro, revisar nuestras creencias sobre la pareja y sobre el amor. Construir una relación nueva basada en el apoyo mutuo y la comprensión.